Consiste principalmente en la unión o agrupación de varias empresas en proceso de crecimiento, cuyo objetivo es combatir la crisis y la nueva idiosincrasia del mercado, ahorrando gastos fijos y buscando soluciones económicas. Esta forma de trabajo va dirigida sobre todo a personas emprendedoras o empresas en etapa de desarrollo que no tienen suficiente capital o que no cuentan con el suficiente conocimiento en algunos sectores, y a causa de ello se pone a su disposición unas instalaciones, asesoramiento sobre cualquier sector y otros servicios adicionales que son fundamentales para dar soporte a empresas que están en etapa de iniciación o pretenden iniciarse.